La estrella de la semana!

La Col

Después de las vacaciones de Navidad y tantos días sin una “estrella de la semana”, volvemos con nuestro primer ingrediente del 2018: la col. Vale, ya nos esperábamos poco entusiasmo, pero con este artículo entenderéis porque la hemos escogido como primer componente del año ya que tiene muchos beneficios y las recetas que salen están ¡buenísimas!

Pero, ¿de dónde bien la col? ¿Cuál es su historia? La col es una hortaliza muy antigua, se dice que proviene de China y que ya se consumía en el año 4000 A.C. No obstante, llegó a Europa unos 3000 años después y desde entonces tenemos la suerte de poder disfrutar de este alimento.

La col forma parte de las verduras y hortalizas más vendidas y consumidas en los supermercados de todo el mundo y no es para menos teniendo en cuenta la cantidad de vitamina K que lleva junto con la vitamina C. Esta primera combinación ya hace que tenga un valor nutritivo muy alto.
La vitamina C como ya sabéis de artículos anteriores aporta energía al cuerpo, y es un fantástico antioxidante celular y neurológico.

La vitamina K, menos conocida, y por primera vez mencionada en este blog, ayuda a la coagulación sanguínea (reduciendo, por ejemplo, los sangrados de nariz que se pueden establecer con los cambios de tiempo o presión), y también se considera un buen cicatrizante. Esta vitamina también se conoce como antioxidante ya que protege las células contra el estrés del día a día. Además, ayuda a la prevención de calcificación de los tejidos, eliminando la formación excesiva de las células que reducen los minerales de los huesos. Desde un nivel neurológico, evita daños nerviosos y cerebrales, facilitando la prevención de las demencias ocasionadas por la edad.

La col también es rica de vitamina A, la cual permite mantener un buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico y una buena visión. Además, también tiene un alto contenido en fibra y puede regular la glucosa de la sangre aumentando la producción de insulina.
Por otro lado, es una fuente rica de vitamina B, calcio, hierro y magnesio.

Como ya sabréis de otros posts, las vitaminas del grupo B permiten mantener el buen estado de nuestro sistema nervioso y eso ayuda a prevenir posibles alteraciones neurológicas con el fin de mantener un buen funcionamiento.
El magnesio permite reducir el cansancio rutinario y además es un componente esencial para la salud ósea y especialmente para la cura de heridas y funciones cerebrales.
Un remedio tradicional o de “la abuela”, es que el jugo de la col es muy bueno para aliviar y reducir las úlceras del estómago y mejorar y fortalecer todo el sistema digestivo. A la vez, también se recomienda usar las hojas de la col en la sien para aliviar los dolores de cabeza y beber su jugo para minimizar el dolor.
Esta semana en Baking Moods haremos rollos de col rellenos al curry y col guisada.
¡Esperamos que las disfrutéis y que os ayuden a depurar y desintoxicar vuestro organismo tras los excesos de las fiestas!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your name *

Your website *

Comments *