Nuestra estrella

La Zanahoria

La zanahoria es una verdura polivalente muy conocida por todo el mundo y que se puede consumir sola o con otros ingredientes, haciendo de cada plato un auténtico manjar. Además, tiene un valor nutricional elevadísimo para nuestro organismo. ¿Os apetece conocer todo lo que nos aporta nuestra estrella de la semana?

Tiene fibra, proteína vegetal, hidratos de carbono y un 90% de agua. Los minerales que aporta son el sodio, calcio, el magnesio, el hierro, el zinc, el yodo y el potasio. Pero ¿Y las vitaminas? Las vitaminas que podemos encontrar son la provitamina A, que se convierte en vitamina A para nuestro organismo, vitamina B1, B2, B3, B6, B9, Vitamina C, vitamina E, carotenos y ácido fólico. No está mal, ¿verdad?
Pero todo esto, ¿Cómo afecta a nuestro organismo? ¿Qué beneficios tiene?

La zanahoria tiene la capacidad de mejorar el apetito, es por ello que cuando se reducen las ganas de comer, puede ser el ingrediente perfecto para ayudarnos a ganar energía, sobre todo en estos días en los que los virus están a nuestro alrededor o en otros en los que la tristeza, la ansiedad o la depresión hacen que desaparezca el hambre (¡reduciendo los sentimientos negativos al mismo tiempo!). Como siempre, la comida es fundamental pero no substituye ninguna medicación, si es que se toma. No obstante, sigue siendo una buena manera de complementar nuestra dieta saludable desde una perspectiva fisiológica y mental.

Esta hortaliza ayuda a activar el bronceado, gracias a su alta cantidad de provitamina A, reduciendo así, las posibilidades de quemarse. La vitamina A fortalece el cabello, las uñas y la vista. No era una leyenda urbana la frase: la zanahoria es buena para la vista… ya que, en realidad, sí lo es. Esta vitamina se sitúa en la retina que, por lo consiguiente, fomenta una buena visión y reduce la probabilidad de las cataratas, la sequedad ocular e incluso la conjuntivitis.

La zanahoria es rica en fibra y, por eso, combate el estreñimiento. Además, ayuda a prevenir problemas gástricos como úlceras y la diarrea y tiene una función diurética que promueve la eliminación de toxinas. Por otro lado, es buena para nuestro organismo ya que disminuye el colesterol y ayuda a prevenir la anemia ferropénica.

Son buenas para las encías y los dientes, sobre todo si se comen crudas, ya que puede reducir el sangrado y evitar que las bacterias se adhieran.
Desde un nivel externo, la zanahoria puede ser muy útil para esos problemas de la piel como el acné, eczemas, las quemaduras e incluso las heridas. Es necesario destacar que su consumo también combate estos problemas desde dentro.

Este ingrediente está buenísimo tanto si la comemos cruda, cocida, hervida, al vapor e incluso licuada. Esta semana en Baking Moods os vamos a ofrecer una sopa, un batido de plátano y unos pancakes de zanahoria.
Deseamos que os gusten.
¡Bienvenidos a la semana de la zanahoria!


 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your name *

Your website *

Comments *